UA-55987327-15

Preguntas Frecuentes

Alergia

  • ¿Cuáles son las principales manifestaciones de la alergia?

    La alergia puede afectar practicamente a cualquier parte del cuerpo. Las más conocidas son las alergias que afectan a la piel, pudiendo aparecer abones, picor, inflamación, o también en formas más estructuradas de dermatitis o eccema atópico o de contacto. Otros síntomas clásicos de alergia son los que afectan a mucosas, dando lugar a la rinitis si se afecta la mucosa nasal, provocando aumento de la secreción, estornudos y picor; y conjuntivitis en los ojos, que se caracteriza por enrojecimiento, aumento de las secreciones, escozor, y en ocasiones, formación de papilas. Todas las formas de alergia pueden complicarse con procesos más graves, como angioedema que consiste en hinchazón de los párpados y de la cara, o edema de glotis, provocando dificultad respiratoria. Estos dos últimos casos son considerados como una urgencia médica. Una forma conocida de alergia es el asma, que consiste en una hiperreactividad de los bronquios a ciertas sustancias, provocando una constricción de estos, y por lo tanto, sensación de falta de aire por dificultad respiratoria. Pueden ser también graves y constituir una urgencia.

  • ¿Existen pruebas para saber si soy alérgico?

    Un análisis general de sangre ya nos ouede dar pistas sobre la existencia de una alergia. Para confirmar con mayor seguridad tenemos esencialemente dos tipos de pruebas:

    • Pruebas Cutáneas: se realizan una minúscula cantidad de la substancia sospechosa de ser el alergenol en la piel, con el objetivo de provocar una reacción. Al cabo de 15-20 minutos se comprueba si ha aparecido alguna reacción local, como eritema, habones, y de que intensidad y con ello se dioagnostica a que substancia se es alérgico.
    • Pruebas en sangre: Conjuntamente con las pruebas cutáneas, nos permiten además de ratificar la alergia, cuantificar el grado e intensidad de la misma.

    Dentro de estas Pruebas existe otra (Phadiatopo) que efectúa una determinación cualitativa de la presencia o no de alergia: si el resultado es positivo, es altamente probable que el paciente sea efectivamente alérgico, mientras que si es negativo, lo probable es que no lo sea. Este método se utiliza como técnica de “despistaje”.

  • ¿Es contagiosa la Alergia?

    La Alergia en ningún caso se contagia.

  • ¿La alergia se presenta siempre con la misma intensidad?

    No, la alergia afecta con distinta intensidad a las distintas personas, y a una misma persona la afecta con distinta intensidad en diferentes momentos. En el caso del asma, si la afectación es muy intensa se producen todos los síntomas de tos, “pitos” y fatiga incluso estando en reposo. Si es menos intensa puede dar simplemente tos, y fatiga solamente cuando se realiza ejercicio. Si es menor aun, el paciente puede que no note ningún síntoma, y sólo se manifieste con pruebas respiratorias o con análisis.

    ¿Se hereda la alergia?

    Como ya hemos comentado la alergia no es hereditaria, pero es cierto que los padres alérgicos tienen más tendencia a tener hijos con alergias, aunque no siempre tiene que ser así.

  • ¿A qué nos hacemos alérgicos?

    Nos hacemos alérgicos a las sustancias con las que tenemos contacto habitualmente. Las más frecuentes son los ácaros del polvo, los hongos, los pólenes de las plantas, y cada vez más importante los animales domésticos. Pero también podemos ser alérgicos a determinados alimentos, medicamentos o partículas que llegan a nosotros por vía respiratoria.

  • ¿Existe una edad para la alergia?

    La alergia puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente en niños y personas jóvenes.

  • ¿Porqué una persona se convierte en alérgica?

    Cualquiera puede hacerse alérgico pero hay personas que tienen una mayor predisposición por sus antecedentes familiares, es decir que existe un cierto grado de herencia en las alergias. La alergia puede ir evolucionando a lo largo de la vida de una persona, a veces desaparece y en cambioi en otras se va incrementando con la edad o incluso aparece en la edad adulta en peronas que jamás habían tenido una alergia.

    El hacerse alérgico depende esencialmente de dos factores.

    • Uno de ellos es la herencia. Si bien la alergia no es una enfermedad hereditaria, si que existe una cierta predisposición familiar.
    • Otro factor muy importante es el grado de exposición a una substancia potencialmente alergena. Así personas que en otras circusntancias no hubieran presentado alergias, ante determinados estímulos continuados e intensos se vuelven alérgicas.
  • ¿Qué es la alergia?

    La alergia es una reacción anormal del organismo frente a sustancias que en la mayoría de las personas resultan inofensivas. Todos estamos expuestos al contacto con múltiples sustancias externas, ya sea por vía inhalada, digestiva o cutánea. Algunas de estas sustancias, en minúsculas cantidades, al llegar a los diversos órganos de nuestro cuerpo son capaces de desencadenar, en algunas personas, los diferentes procesos alérgicos.

    En el caso de la alergia el cuerpo reacciona contra substancias normalmente inocuas, como si se tratase de un elemento perjudicial. Las substancias que producen esta reacción, como puedes ser por ejemplo el polen, se denominan Alergenos. Las substancias que produce el organismo para defenderse, es lo que se conoce como Anticuerpos.

    Cuando se produce una reacción entre el Alergeno y el Anticuerpo suficientemente importante se desencadenan los síntomas de la Alergia, que dependiendo del tipo podrán ser reacciones en la piel, en la respiración, etc.

    La mayor parte de las personas alérgicas lo son a varias substancias u organismos.

    En el caso de los medicamentos, es importante hacer la distinción entre reacción alérgica ante el fármaco y reacción adversa del mismo, ya que tan solo la primera contraindica la utilización de nuevo del fármaco.

Alzheimer

  • ¿Cómo se diagnostica el Alzheimer?

    Hoy, la única manera definitiva para diagnosticar este mal es determinar si hay placas y enredos en el tejido cerebral. Para estudiar el tejido cerebral, los médicos deben esperar hasta que hagan una autopsia, que es un examen del cuerpo hecho después de que muera una persona. Por consiguiente, los médicos deben hacer un diagnóstico del Alzheimer “posible” o “probable”.

    En los centros especializados, los médicos pueden diagnosticar correctamente hasta 90 por ciento de los casos. Los médicos utilizan varias herramientas para diagnosticar el alzheimer “probable”:

    Historia clínica completa: incluye información sobre la salud general de la persona, los problemas médicos pasados y cualquier dificultad que la persona presenta al llevar a cabo las actividades diarias.
    Pruebas médicas: como pruebas de sangre, orina, o líquido cefalorraquídeo. Ayudan al médico a que encuentre otras posibles enfermedades causantes de los síntomas. Por ejemplo, los problemas tiroideos, las reacciones a medicamentos, la depresión, los tumores cerebrales y enfermedades del vaso sanguíneo en el cerebro pueden presentar síntomas similares a los del Alzheimer.
    Pruebas neuropsicológicas: miden la memoria, la solución de problemas, la atención, y la comunicación.
    Exploraciones cerebrales: le permiten al médico mirar una imagen del cerebro para ver si algo no parece normal.

  • ¿Cuáles son los Síntomas del Alzheimer?

    El Alzheimer empieza lentamente. Al principio, el único síntoma puede ser leve: Falta de Memoria. Las personas con Alzheimer pueden tener dificultades para recordar los acontecimientos recientes, las actividades, o los nombres de las personas familiares o las cosas. Los problemas matemáticos sencillos pueden tornarse difíciles de resolver. Tales dificultades pueden ser una molestia, pero generalmente no son lo bastante serios como para causar alarma.

  • ¿Cuál es la causa del Alzheimer?

    Los científicos todavía no conocen con exactitud la causa. Probablemente no hay una única causa. La edad es un factor importante de riesgo. El número de personas que padece la enfermedad se va duplicando en número, cada 5 años pasados los 65.

    La historia familiar es otro factor de riesgo. Los científicos creen que la genética puede desempeñar una función muy notable a la hora de contraer la enfermedad. Por ejemplo, el alzheimer familiar, una forma rara de Alzheimer que ocurre generalmente entre las edades de 30 y 60, puede heredarse. Sin embargo, en la forma más común, ocurre en etapas posteriores de la vida. Un factor de riesgo de este tipo de Alzheimer es una proteína, la apolipoproteína llamada E (apoE).

    Todos tienen apoE, que ayuda a llevar el colesterol en la sangre. El gen apoE tiene tres formas. Una de estas formas, protege a la persona contra la enfermedad y otra forma parece hacer a la persona más propensa a contraer el mal.

    Otros factores que se están estudiando son: la educación, el régimen alimentario, el ambiente y los virus.

  • ¿Cuánto tiempo puede vivir una persona con Alzheimer?

    El Alzheimer es una enfermedad lenta, se inicia con problemas de memoria leve y acaba con daño cerebral severo. El curso de la enfermedad varía, según las personas. Por término medio, los pacientes de Alzheimer viven entre 8 y 10 años después de que se diagnostique la enfermedad, aunque pueden durar hasta 20 años.

Osteoporosis

  • ¿Son buenos los suplementos del calcio, existe algún riesgo si se consume en exceso?

    Los suplementos de calcio tienen diferentes formas de presentación, pues el calcio debe combinarse para su absorción con otros elementos. La cantidad de calcio que cada uno aporta es diferente y por lo tanto debe ser el médico quien recomiende la cantidad y frecuencia de la toma de uno de estos suplementos. Cuando se sospecha que existe una necesidad de calcio superior al promedio como en los casos de una dieta deficiencia o requerimientos superiores como en la menopausia, es importante recurrir a este tipo de preparaciones.

    El consumo excesivo de calcio puede traer como consecuencia una interferencia de la absorción de hierro y además favorecer el desarrollo de cálculos en el riñón. Por otra parte, el consumo de cantidades más elevadas de las que el organismo requiere para mantener el balance de este elemento en el hueso, no trae beneficios adicionales. Por esta razón, como en el caso de cualquier producto farmacéutico, es fundamental que el paciente no desatienda las indicaciones del médico, que está en capacidad de calcular las necesidades particulares de cada individuo.

  • ¿Se pueden prevenir las fracturas óseas?

    Las fracturas, son la consecuencia más grave de la enfermedad. Se pueden prevenir siguiendo estos consejos:

    • Graduarse correctamente la vista.
    • Usar zapatos cómodos y con suela antideslizante.
    • Utilizar bastón quienes tengan alteraciones del equilibrio o sean propensas a los mareos.
    • Minimizar el consumo de bebidas alcohólicas.
    • Evitar medicamentos que puedan causar vértigo o somnolencia.
    • Tomar calcio diariamente.
    • Dar paseos largos al aire libre.
    • Evitar la vida sedentaria (cama o sofá durante tiempo prolongado).
    • Evitar realizar movimientos bruscos y realizar ejercicios físicos especiales diarios.
    • Iluminar y ordenar bien las habitaciones (tener luz de noche en el dormitorio y baño).
    • Dejar los suelos libres de obstáculos con los que se pueda tropezar (cables, alfombras, etc…).
    • Usar los pasamanos al subir o bajar las escaleras.
    • Colocar agarraderas en la pared del baño para sujetarse y mantener el equilibrio y utilizar alfombrillas antideslizantes.
    • Comprobar que todos los suelos están secos, y si es necesario colocar antideslizantes en la cocina cerca del fregadero, etc…
    • Acudir a un control médico para saber el estado real de sus huesos.
  • ¿Qué puedo yo hacer para prevenir la osteoporosis o prevenir que empeore?

    Para prevenir la osteoporosis o demorar su progreso y protegerse usted mismo de fracturas, hay cosas que puede hacer a lo largo de su vida como incluir cantidades adecuadas de calcio y vitamina D en su dieta.

    Calcio: Durante los años de crecimiento, al cuerpo lo hace falta calcio para construir huesos fuertes y para crear un abastecimiento de calcio en reserva. Crear masa ósea cuando usted es joven es una buena inversión para el futuro.

    Usted necesita calcio para mantener los huesos saludables, independientemente de su edad o de su estado de salud. El calcio continúa siendo un alimento esencial después del crecimiento porque el cuerpo pierde calcio todos los días. Aunque el calcio no puede prevenir la pérdida gradual de hueso después de la menopausia, continúa jugando un papel esencial en mantener la calidad ósea. Aún cuando usted ha experimentado la menopausia o ya tiene osteoporosis, aumentando su consumo de calcio y vitamina D puede disminuir su riesgo de fractura.

    La cantidad de calcio que usted necesita varía dependiendo de su edad y de otros factores. La Academia Nacional de Ciencias hace las siguientes recomendaciones con respecto al consumo diario de calcio:

    • Varones y hembras de 9 a 18 años: 1,300mg por día.
    • Mujeres y hombres de 19 a 50 años: 1,000mg por día.
    • Mujeres embarazadas o lactantes hasta la edad 18: 1,300mg por día.
    • Mujeres embarazadas o lactantes de 19 a 50 años: 1,000mg por día.
    • Mujeres y hombres mayores de 50 años: 1,200mg por día.

    A los músculos y los huesos les hace falta el ejercicio para permanecer fuertes. necesitan ejercicio. No importa su edad, el ejercicio puede ayudarle a usted a disminuir la pérdida de hueso mientras provee muchos beneficios adicionales de salud. Los médicos creen que un programa de ejercicio moderado (tres o cuatro veces a la semana) es efectivo para la prevención y manejo de la osteoporosis.

    Hacer ejercicio como caminar, correr, marchar, subir escaleras, bailar y levantar pesas son los mejores. El 50 por ciento de las fracturas se producen por las caídas, por lo tanto, aún cuando usted tiene baja densidad ósea usted puede prevenir fracturas si usted evita caídas. Los programas que enfatizan entrenamiento de equilibrio, tales como Tai Chi, deberían considerarse. Consulte con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicio.

  • ¿Que tratamientos hay?

    Las mismas medidas que se recomiendan para la prevención, es decir la buena ingesta de calcio y el ejercicio, se recomiendan como tratamiento de la osteoporosis ya establecida.

    Ejemplo de algunos de los ejercicios para fortalecer la espalda

    Figura 4. Ejercicios importantes para prevenir la ocurrencia de fracturas vertebrales debido a la osteoporosis. Fuente: Salud Hoy.

    Los ejercicios para fortalecer la espalda y mejorar la postura, son muy importantes para evitar las fracturas vertebrales, responsables de una buena proporción de la sintomatología dolorosa de la enfermedad (figura 4). Adicionalmente, el médico tiene a su disposición una variedad de medicamentos destinados a que el metabolismo del hueso regrese a lo normal, dando predominio a la formación de nuevo hueso sobre la destrucción del mismo.

    Los ejercicios para fortalecer la espalda y mejorar la postura, son muy importantes para evitar las fracturas vertebrales, responsables de una buena proporción de la sintomatología dolorosa de la enfermedad (figura 4). Adicionalmente, el médico tiene a su disposición una variedad de medicamentos destinados a que el metabolismo del hueso regrese a lo normal, dando predominio a la formación de nuevo hueso sobre la destrucción del mismo.

    Un segundo abordaje es la administración del grupo de medicamentos conocido como modificadores selectivos del receptor de estrógeno, fármacos que inhiben o estimulan la acción de los estrógenos según se necesite en diferentes enfermedades. En el caso de la osteoporosis, la misma acción benéfica de los estrógenos es estimulada por estos compuestos, fomentando la entrada de calcio al hueso.

    Estas dos últimas terapias son solo útiles en aquellos casos debidos a una carencia hormonal, como puede ser la menopausia.

    Los bifosfonatos, son otro grupo que estimula la captación de calcio por el hueso aunque actúan sin modificar el receptor de estrógenos, mientras que otra hormona del cuerpo, denominada calcitonina, puede ser administrada en inyecciones o aspirada por vía nasal para cumplir el mismo objetivo.

    El tratamiento específico de las complicaciones, como fracturas o dolores, requiere por supuesto el empleo de otras modalidades de tratamiento específicas para cada caso. Entre ellas resalta el manejo del dolor, que puede lograrse con el uso de analgésicos comunes.

  • ¿Hay otras técnicas que sirvan?

    Actualmente el médico dispone de métodos diagnósticos muy modernos para cuantificar en forma muy precisa la cantidad de calcio en los huesos. Ante la presencia de cualquiera de los síntomas mencionados o la identificación de alguno de los factores de riesgo conocidos, debe solicitarse alguno de ellos para confirmar o descartar el diagnóstico de osteoporosis.

    Hasta hace algunos años una radiografía simple era la única forma de advertir los cambios en el aspecto del hueso, sin que por esa vía se pudiera cuantificar la magnitud del defecto.En la actualidad existe un método confiable denominado densitometría ósea, también basado en la utilización de rayos X pero con una tecnología mucho más sofisticada. Este examen permite medir el contenido de calcio de un hueso en particular.

    Tecnologías modernas como la tomografía axial computarizada (TAC) o la resonancia magnética, también pueden ser útiles con este fin. Recientemente ha sido desarrollada una nueva técnica de ecografía (exámenes basados en el uso de sonidos, de manera similar a un radar).

    Al contrario de lo que puede pensarse, la medición de las concentraciones de calcio en la sangre no guarda una  relación proporcional con la cantidad de mineral presente en el hueso, por lo que no puede utilizarse con fines diagnósticos.

  • ¿Cuales son las principales indicaciones de la densitometría ósea?
    • Hipoestrogenismo (Menopausia) natural o inducida por cirugías.
    • Terapia crónica con cortisona.
    • Hiperparatiroidismo.
    • Osteopenia radiológica y anormalidades óseas.
    • Monitorización (seguimiento) del tratamiento.

    La densitometría ayuda a diagnosticar y cuantificar la severidad de la osteoporosis en estos pacientes y en aquellos que utilizan metotrexate o anticonvulsivantes así como hormonas tiroideas y sirve para realizar el seguimiento y monitorizar la respuesta al tratamiento de los pacientes con osteoporosis. Adicionalmente se ha comprobado que los pacientes a los que se les demuestra osteoporosis con la densitometría tienen mayor adherencia al tratamiento.

  • ¿Como se diagnostica?

    Los cuestionarios de factores de riesgo son más específicos, que sensibles e identifican más fácilmente la población que ya tiene la enfermedad y no la que puede padecerla. Actualmente el “gold standard” o “prueba de oro” para el diagnóstico es la Densitometría ósea con absorciometría dual de doble rayos X (DEXA).

    • Normal: Un valor de DMO no mayor de 1 por debajo del promedio para un adulto joven.
    • Baja Masa Ósea u Osteopenia: de -1 a -2.5 DE por debajo del promedio de un adulto joven.
    • Osteoporosis: mayor de -2.5 DE cuando se compara con un adulto joven.
    • Osteoporosis severa: Un valor mayor de -2.5 DE y la asociación con una o más fracturas por fragilidad.

    Consulte el tutorial interactivo sobre la densitometría ósea del Instituto para la educación del paciente del MedLinePlus.Abre nueva ventana

  • Cuales son los factores de riesgo para desarrollar osteoporosis
    • Sexo: Se estima que la mujer tiene 4 veces más riesgo de padecerla que el hombre.
    • Tener antecedentes familiares de Osteoporosis.
    • Estar en la menopausia.
    • Menopausia antes de los 45 años.
    • Ligadura de trompas con o sin histerectomía cuando no se han recibido hormonas (estrógenos).
    • Los malos hábitos como la vida sedentaria, el fumar o tomar alcohol o café frecuentemente.
    • bajo consumo de calcio a lo largo de la vida.
    • el consumo de algunos medicamentos como esteroides, anticonvulsivantes y metotrexate.
    • Otras enfermedades (hepáticas, renales) o condiciones (deficiencia estrogénica por anorexia nerviosa o sobre ejercicio) pueden ocasionar osteoporosis.
  • Herramientas para evaluar la salud
  • ¿Es una enfermedad muy frecuente?

    Se estima que hay 75 millones de personas afectadas en Europa, Japón y los Estados Unidos y alrededor de 200 millones alrededor del mundo. Si la tendencia actual de envejecimiento de las poblaciones continúa, se espera que se doble la prevalencia de la osteoporosis para el año 2025.

    Una de cada 2 mujeres y uno de cada 8 hombres tienen riesgo de tener alguna fractura osteoporótica a lo largo de la vida. Se estima que el 25% de las mujeres mayores de 50 años y el 50% de las mayores de 70 años sufren de osteoporosis. En nuestro País, alrededor del 10% de la población es mayor de 50 años lo que implica alrededor de 2 millones de personas expuestas al riesgo de tener osteoporosis y 500.000 con la enfermedad.

    En el mundo ocurren más de 1.600.000 fracturas de cadera anualmente, que con su elevada mortalidad (15-20% en el primer año de padecerla) y costos han hecho que se considere la osteoporosis un problema mayor de salud pública. Lo anterior contrasta con el hecho de que un 50% de las fracturas son prevenibles con una combinación del conocimiento de la enfermedad, cambios en el estilo de vida, dieta y tratamientos médicos.

  • Qué es la Osteoporosis

    La osteoporosis es una enfermedad del sistema óseo que se caracteriza por la presencia de BAJA MASA ÓSEA y un deterioro de la microarquitectura ósea, con un subsiguiente aumento de la fragilidad del hueso y del RIESGO DE FRACTURA.

    La alta precisión de las técnicas de medición ósea mineral, actualmente, han modificado la definición de osteoporosis hacia una más operativa , que considera la disminución de la densidad Mineral Ósea (DMO) cuando se compara con una población normal.

    La osteoporosis es una disminución de la cantidad y calidad del hueso que ocasiona que sea frágil y se vuelva poroso y por lo tanto fácil de fracturar.